Merrill Lynch prohibe invertir en bitcoin

18
Merrill Lynch prohibe invertir en bitcoin

La fiebre del bitcoin no es para todos. Merrill Lynch se baja de la euforia por la criptomoneda con una drástica y pionera medida: prohibe a sus clientes invertir en uno de los fondos más rentables del bitcoin.

Desde el pasado 8 de diciembre, el banco dejó de aceptar solicitudes para entrar el fondo Bitcoin Investment Trust, uno de los principales del magnate de la criptomoneda Barry Silbert.

¿Las razones? Merrill Lynch duda de los “estándares de idoneidad y elegibilidad de este producto”. Así lo aseguró en un memorando que envió a sus 17.000 clientes y al que ha tenido acceso la agencia Reuters.

Silbert, director de Grayscale Investment que opera el citado fondo, es uno de los principales defensores de las criptomonedas. El magnate aseguró a Reuters que espera “poder hablar con Merrill para abordar cualquier duda que tengan sobre este Trust”. “No conocemos ninguna política similar en otras casas de bolsa”, añadió.

A pesar de que esta es el primer banco que toma una medida tan drástica contra el bitcoin, no es la primera voz que se alza en contra de este boom de criptomonedas y más tras el rally en el que se ha visto sumido este activo en las últimas semanas de 2017, reseñó El Confidencial.

Las inversiones más recomendadas desde Londres para 2018 son la bolsa -aunque con cuidado, porque habrá corrección- y el inmobiliario español. El bitcoin, ni tocarlo

“El bitcoin acabará valiendo cero”. Los profesionales españoles de la City tampoco se fían de este activo, ya que su consideran su escalada una burbuja sin fundamento, por lo que aconsejan salir de ella. Por su parte, Deutsche Bank tampoco descarta un desplome de esta criptodivisa.

Hace tan solo unos días, Citi también alertaba de los peligros del bitcoin en un informe en el que destacaba, entre otros puntos, que la volatilidad es algo estructural en el activo y que su creación supone un auténtico “derroche económico”. Asimismo, la casa de análisis incide en que el bitcoin puede provocar un repunte de la economía sumergida, ya que su seguridad es baja.